Cuatro desafíos que enfrentan las personas desplazadas en Somalia

Blog

Somalia – Tras tres décadas de conflicto extendido y de crisis humanitarias, Somalia registra una de las cifras más altas de desplazamiento del mundo. La comunidad humanitaria estima que hay 2,9 millones de personas desplazadas internas (PDI) en todo el país – además de otro millón de personas desplazadas desde 2021 por la sequía. Los conflictos armados y las amenazas climáticas siguen siendo los agentes impulsores principales del desplazamiento, en tanto que las cada vez más frecuentes crisis vinculadas al cambio climático agregan presión a las comunidades.

Este texto presenta cuatro desafíos que afrontan las personas desplazadas en Somalia, y cuatro tipos de acción que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está usando para ofrecer una respuesta.

Desalojos forzosos

Cuando las personas se ven desplazadas, usualmente se dirigen a grandes ciudades que no cuentan con la capacidad de absorber el aumento de población. A su llegada, las personas desplazadas internas no tienen más opción que la de erigir estructuras que usarán para alojarse en terrenos privados no ocupados donde sufren una continua amenaza de desalojo. Solamente desde 2017, más de 1,1 millones de personas, la mayor parte de ellas desplazadas internas, fueron desalojadas de los lugares en los que se habían asentado en Somalia según los datos del panel de seguimiento de desalojos de NRC. Con frecuencia las personas desplazadas internas no reciben preaviso de que sus albergues serán destruidos y quedan libradas a su suerte para encontrar un nuevo lugar en el que vivir.

¿Cómo ayuda la OIM? Soluciones duraderas al desplazamiento

Una de las misiones centrales de la OIM es permitir que las comunidades accedan a albergues permanentes. La Organización ha estado esforzándose para brindar soluciones más duraderas al desplazamiento por medio de tres iniciativas principales.

Saaymeynta (2022 – 2025), financiada por los Países Bajos y Suiza 

La OIM está liderando la implementación del Programa Saameynta con el objeto de mejorar las condiciones de vida de más de 75.000 personas desplazadas que viven en las ciudades de Baidoa, Bossaso y Beletweyne.  

El Proyecto Saaymeynta (palabra que significa ”impacto” en somalí, por medio de sus diversas intervenciones, mejora la integración de las personas desplazadas internamente en el seno de sus nuevas comunidades, diversifica sus oportunidades de medios de subsistencia y les brinda oportunidades más permanentes de acceso a vivienda y empleo.

Durante el primer año del proyecto, la OIM ha apoyado la revisión y  la actualización del Plan de Acción Comunitaria Integrado (CAP) del Distrito de Baidoa con el fin de identificar prioridades para la promoción de servicios tales como acceso a agua, saneamiento e higiene, planeamiento de la ampliación de la ciudad, y soluciones duraderas en materia de viviendas que sean efectivas desde el punto de vista de los costos. Por medio de este plan, las contrapartes de Saameynta también trabajarán con las comunidades para encontrar nuevas oportunidades de medios de subsistencia, incluyendo el desarrollo de sistemas de irrigación en el distrito de Baidoa.

Proyecto de Reubicación de Baidoa (2017 – 2020), con contribuciones de Japón, Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Europea

Baidoa, una importante ciudad en el Estado del Sudoeste en Somalia, alberga en la actualidad una de las mayores poblaciones de personas desplazadas internamente en todo el país.

A fin de brindar una solución a largo plazo al desplazamiento y mitigar el riesgo cada vez mayor de desalojo en Baidoa, a principios de 2018 el Gobierno del Estado del Sudoeste asignó tierras públicas para poder reubicar a las familias desplazadas que enfrentan el mayor riesgo de desalojo.

Por medio del proyecto la OIM junto a diferentes contrapartes coordinó el desarrollo del sitio, involucrando a la comunidad desde el inicio para asegurar que participara en el diseño y planeamiento de lo que iba a ser su nuevo hogar.

A partir de agosto de 2022 cerca de 12.000 personas fueron reubicadas. Cada familia recibió asistencia en efectivo y un lote de terreno para reconstruir sus vidas en un entorno seguro y protegido.

Podrá conocer más acerca de este proyecto aquí.

Consorcio Danwadaag de Soluciones Duraderas (2018 – 2022), financiado por el Reino Unido 

El Consorcio Danwadaag* mejoró el progreso hacia soluciones duraderas y hacia la (re) integración para las comunidades afectadas por el desplazamiento a las cuales se apunta en el Estado del Sudoeste, en Banadir y en Jubaland.  

Las actividades del Consorcio se focalizan en el desarrollo de un entorno que permita  soluciones a largo plazo para el desplazamiento, por medio del fortalecimiento institucional del gobierno, la provisión de servicios básicos sostenibles integrados, seguridad en la tenencia de tierras y viviendas, y programas sobre tierra y propiedad (HLP) y sobre medios de subsistencia especialmente destinados a los más vulnerables.

Conozca más acerca de las actividades del proyecto y su impacto aquí.

Cambio climático  

Cada año, las sequías e inundaciones recurrentes generan el desplazamiento masivo de personas en Somalia.  

Estos eventos climáticos también están acelerando la degradación ambiental de las tierras y reduciendo los escasos recursos naturales, afectando no solamente al mecanismo de adaptación de las comunidades agro-pastoriles, sino también forzándolas a migrar y a confrontarse para ejercer el control sobre unas explotaciones agrícolas que están menguando.

Gran parte de las personas afectadas son más vulnerables a ser reclutadas por grupos terroristas o armados, en especial los jóvenes.

¿De qué manera ayuda la OIM? Programas de adaptación al cambio climático 

La OIM integra los enfoques de mitigación climática y adaptación en la mayor parte de sus proyectos con el objeto de asegurar que las personas desplazadas internamente y las comunidades de migrantes y otras comunidades vulnerables estén mejor preparadas para enfrentar los impactos del cambio climático y prevenir futuros desplazamientos.

Estos enfoques medioambientales persiguen abordar las necesidades humanitarias y de desarrollo, agravadas por las inundaciones y las sequías recurrentes. Las intervenciones se abren camino a través del Nexo entre la Acción Humanitaria, el Desarrollo y la Consolidación de la Paz (HDPN), abordando los efectos inmediatos de los peligros naturales a través de apoyo vital e implementando proyectos a largo plazo que pueden reforzar la resiliencia de las comunidades frente al cambio climático.

Deegaan Bile: Rompiendo el ciclo del conflicto climático en Galmudug y en Hirshabelle (2022 – 2023), financiado por la Unión Europea 

El rompimiento del ciclo del conflicto climático aspira a reducir el desplazamiento inducido por el clima y los conflictos sobre los recursos en Galmudug y en Hirshabelle, dos estados en Somalia Central en donde los impactos adversos del cambio climático están contribuyendo a aumentar el riesgo cada vez mayor de los conflictos violentos. El proyecto brinda soluciones duraderas para el desarrollo de la resiliencia de las comunidades en Somalia y para prepararlas para los impactos climáticos. También busca mejorar la estabilidad en una zona en la que las comunidades históricamente se han enfrentado por el control de los cada vez más escasos recursos naturales.

Abordaje de los agentes impulsores y facilitación de la migración ordenada, segura y regular (2021 – 2023), financiado por el Fondo Fiduciario de Contrapartes Múltiples 

El objetivo de este proyecto regional es brindar apoyo a los gobiernos en la región de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) con el fin de abordar el cambio climático como un agente impulsor de la migración y facilitar la movilidad como un mecanismo de adaptación al cambio climático.

Identificación de las Soluciones de Adaptación al Cambio Climático en Somalia (2019 – 2021), financiado por el Fondo para el Desarrollo de la OIM 

El objetivo del proyecto fue contribuir a una base de evidencia y conocimiento mejorada acerca de la resolución a largo plazo del desplazamiento y a un aumento de la resiliencia ante el cambio climático en Somalia. La OIM Somalia apoyó al Gobierno de Somalia y a contrapartes internacionales a identificar soluciones de adaptación al cambio climático relacionadas con la resolución a largo plazo del desplazamiento urbano por medio de recomendaciones de evaluación para el desarrollo de políticas e intervenciones de base comunitaria.

Podrá acceder aquí al informe y a las recomendaciones finales.  

Falta de acceso a agua, albergues y servicios de cuidados de la salud 

Las poblaciones desplazadas en Somalia residen sobre todo en más de 2.400 asentamientos informales altamente congestionados en donde el acceso a los servicios básicos como los de salud, albergue y alimentos constituye un gran desafío. Las personas desplazadas internamente han históricamente enfrentado la discriminación  y la exclusión de servicios igualitarios en estos asentamientos, sobre todo las mujeres, las jóvenes y las personas con discapacidades. Asimismo la mayor parte de las personas desplazadas no regresarán a sus lugares de origen y luchan para reintegrarse a sus nuevas comunidades.

¿Cómo ayuda la OIM? Infraestructura, efectivo, información y fortalecimiento institucional

Los equipos de la OIM tienen presencia en ciudades y pueblos que reciben y albergan grandes cantidades de personas desplazadas. Durante años la OIM ha trabajado muy de cerca con las autoridades locales con el objetivo de expandir el acceso de las personas desplazadas a los servicios de agua, saneamiento e higiene, a albergues y a cuidados de la salud. 

Los programas humanitarios y de respuesta de emergencia, con fondos aportados por el  CERF, Japón, Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Europea

Por medio de sus numerosos programas de emergencia la OIM les brinda a las poblaciones desplazadas asistencia humanitaria vital consistente en servicios de agua, saneamiento e higiene además de cuidados de la salud.

Los programas humanitarios de la OIM también se enfocan en el acceso a largo plazo de estas comunidades a servicios cruciales. Trabajando junto a las comunidades y a las contrapartes locales la OIM construye y rehabilita infraestructura para el suministro de agua y para servicios de salud a la par que promueve oportunidades de medios de subsistencia a través de capacitaciones para el desarrollo de saberes y habilidades. Los proyectos son implementados junto a las comunidades para poder responder a sus prioridades y necesidades. Una vez que se ha alcanzado cierto nivel de progreso, se traspasan las tareas de mantenimiento de la infraestructura y de los sistemas creados a las comunidades para garantizar su sustentabilidad  futura.

Paquete Mínimo de Respuesta (de 2022 hasta la actualidad), financiado por el Reino Unido  

En abril la OIM lanzó un Paquete Mínimo de Respuesta (MRP) en sociedad con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y con otras contrapartes para el abordaje de las necesidades más urgentes en materia de alimentos, agua, saneamiento, salud y albergues para las familias desplazas por la sequía.

El MRP está también ampliando el acceso al agua, letrinas y a los servicios de salud de toda la comunidad por medio de un enfoque basado en la zona.

Proyecto Urbano de Saneamiento y Provisión de Agua en Kismayo-Baidoa (2019 – 2023), financiado por el Banco de Desarrollo de África

El proyecto persigue reducir la exclusión social y económica de los grupos más vulnerables mejorando el acceso al agua de las comunidades de desplazados y de acogida. Asimismo, busca fortalecer el conocimiento nacional sobre la disponibilidad y la calidad tanto de los recursos hídricos subterráneos como los de superficie, brindando la oportunidad de contar con un uso regulado y sostenible en contextos de fragilidad.

Kismayo y Baidoa – lugares en los que se implementa el proyecto – son dos centros urbanos al sur de Somalia que están atravesando un alto nivel de urbanización debido al desplazamiento desde áreas rurales hacia zonas urbanas.

Desafíos en materia de protección y aumento de la violencia de género  

En Somalia, las mujeres y jóvenes desplazadas que viven en albergues temporales están expuestas con frecuencia a violaciones, acoso sexual y violencia doméstica. Cuando las crisis surgen, ellas son las más vulnerables a la Violencia de Género y al matrimonio forzoso. Los autores de tales delitos a menudo explotan sus vulnerabilidades, y las atacan cuando se alejan de los campamentos para realizar tareas domésticas o para acarrear agua desde pozos a una gran distancia.

¿Cómo ayuda la OIM? Protección, concientización y servicios para mujeres y jóvenes 

La OIM está comprometida en cuanto a mejorar la disponibilidad de apoyo en materia de servicios de salud mental y psicosocial (MHPSS) para las comunidades y en cuanto a comprender el modo en que se podrían denunciar y ofrecer respuesta a los casos de violencia de género.

La OIM también está organizando talleres y actividades de concientización en zonas de desplazamiento con el fin de invitar a mujeres y hombres a que discutan la violencia basada de género y las posibles maneras de eliminarla.

Empoderamiento, liderazgo y desarrollo económico de las mujeres

La OIM ha apoyado el establecimiento y el desarrollo de comités y agrupaciones de mujeres que cuentan con cientos de socias en las zonas de Somalia afectadas por el desplazamiento vinculado a la sequía. A lo largo de los años, a solicitud de las socias, ha habido toda una gama de actividades, pasando de capacitaciones y talleres sobre los derechos, los roles y las mujeres en posiciones de liderazgo, a un foco más directo en el empoderamiento económico, capacitando a las mujeres en el desarrollo de habilidades y conocimientos contables básicos, entregándoles al mismo tiempo materiales y otros tipos de apoyo en especie para facilitar el crecimiento de sus emprendimientos.

Mapeo de servicios para las víctimas y poblaciones en riesgo

La OIM está desplegando a sus equipos en los sitios de desplazamiento a fin de mapear la disponibilidad de servicios de MHPSS y de Violencia de Género. Por medio de este mapeo, la OIM aspira a tener una mejor comprensión del modo en que las víctimas son asistidas en los sitios y a mejorar la disponibilidad de servicios para mujeres y jóvenes. En períodos de sequía hay siempre un aumento de los casos de violencia de género, sobre todos en aquellos sitios que reciben altas cantidades de personas pero en los que no se aumenta el tamaño de los terrenos.

Recientemente la OIM ha votado para ejercer la presidencia conjunta de la agencia de Naciones Unidas conocida como la Fuerza de Trabajo para la Participación de la Comunidad y la Rendición de Cuentas en Somalia y liderará las tareas destinadas a asegurar una participación más directa e innovadora con las comunidades para prevenir la violencia basada en género contra las mujeres y las jóvenes.

Servicios adaptados a las necesidades de mujeres y jóvenes

La falta de acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH) impacta de forma desproporcionada sobre las mujeres y las jóvenes. Teniendo en cuenta el tiempo dedican al transporte de agua, así como sus especiales necesidades, las mujeres se benefician significativamente si se invierten esfuerzos en pos del mejoramiento de los sistemas de saneamiento y de provisión de agua.

A fin de responder a la actual sequía, la OIM ha mejorado el acceso a los servicios de promoción del agua potable, saneamiento e higiene en los distritos más afectados. Sobre todo, la rehabilitación y la construcción de fuentes de provisión de agua han reducido el gran temor a sufrir violencia entre las mujeres y jóvenes. Si las fuentes de provisión de agua están cerca, será menor el riesgo de sufrir violencia.

Se han hecho esfuerzos para abordar las necesidades en materia de higiene menstrual de las mujeres y las jóvenes que viven en los sitios de desplazados. Por ejemplo, se ha iniciado la distribución de materiales para la higiene menstrual tales como toallas reutilizables y de un solo uso. Las letrinas han sido organizadas por género y las puertas tienen cerrojo de seguridad con el objetivo de reducir la violencia de género.

La OIM está organizando talleres y actividades de concientización en áreas de desplazamiento con el objetivo de invitar a las mujeres y hombres a debatir la violencia de género y las posibles formas de eliminarla.

 

SDG 3 - SALUD Y BIENESTAR
SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 16 - PAZ, JUSTICIA E INSTITUCIONES SÓLIDAS