Blog

Ginebra, 6 de mayo de 2022 – Las mejores alianzas son las que surgen de la suma de sus partes. Trabajando conjuntamente, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han logrado un mayor impacto en cuanto a mejorar las contribuciones que los migrantes hacen al desarrollo sostenible.

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, que es un plan de acción para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos y todas, reconoce que la migración es un poderoso agente impulsor del desarrollo sostenible, y que si es bien encauzada, puede ser tanto una estrategia de desarrollo como un resultado del mismo.

Los migrantes realizan beneficios muy significativos a sus comunidades de acogida por medio de sus capacidades, fortaleciendo la fuerza de trabajo y brindando inversión, innovación y diversidad cultural. También tienen un rol muy significativo en el mejoramiento de las vidas en sus países de origen por medio de la transferencia de remesas y otros recursos financieros, y también por medio de los valores y conocimientos que las diásporas comparten con sus comunidades de origen. La migración tiene un impacto sobre el desarrollo pero también puede verse afectada por él. Los conflictos, el cambio climático, y los cambios en los mercados laborales – entre otros – pueden tener un impacto sobre los agentes impulsores y la naturaleza de la migración y del desplazamiento.

Tratándose de un fenómeno complejo que atraviesa una multiplicidad de aspectos sociales y económicos, no puede ser encarado de forma aislada y ninguna asociación podrá abordar eficazmente la migración y el desplazamiento forzoso si lo hace por sí misma. Es necesario contar con alianzas de mayor envergadura para lograrlo.

Bajo la sombra de la crisis provocada por la COVID-19 y el impacto que ha tenido sobre los migrantes y las comunidades de acogida, la OIM y el PNUD lanzaron una iniciativa conjunta para un fondo "start-up" gestionado de forma local con el objetivo de proveer, en 2021, programas innovadores, resilientes y expansibles. A través de dos rondas de financiamiento, 17 oficinas de país de la OIM y del PNUD accedieron a fondos para implementar acciones conjuntas.

En Kazajistán, la evidencia indica que las condiciones generadas por el cambio climático han estado influyendo en las vidas y en los medios de subsistencia, y que tales cambios están relacionados con la migración de diferentes maneras. Cada vez con mayor frecuencia, las familias alientan a uno de sus miembros para que migre hacia zonas urbanas para intentar encontrar mejores oportunidades de generación de ingresos. Foto: OIM Kazajistán 2021/Abira Kuandyk

Por ejemplo, en Costa Rica la OIM y el PNUD contribuyeron a la cohesión social en La Caprio, un asentamiento informal en los límites occidentales de San José que alberga a muchos nicaragüenses y migrantes internos. En esta comunidad, la OIM y el PNUD reunieron a nuestras redes de contrapartes para proveer a las mujeres capacidades en peluquería y en desarrollo de emprendimientos. También se facilitaron equipamientos básicos y se estableció un centro de capacitación. Al integrar a los migrantes en las comunidades de acogida, el programa estimuló relaciones de amistad entre los grupos.

En la zona norte de Mozambique, donde cerca de 732.000 personas se encuentran desplazadas en la actualidad, IOM y el PNUD combinaron sus sistemas de gestión de datos y de información para entender mejor las raíces del conflicto y hace un seguimiento del impacto de los esfuerzos de construcción de la paz.

En Indonesia, más de 108.000 trabajadores migrantes extranjeros han perdido sus puestos de trabajo y han debido retornar a las zonas rurales en las que vivían en el país por la COVID-19, ejerciendo de tal modo una gran presión sobre los recursos y las capacidades. Foto: OIM Indonesia 2021

Un aumento de los conflictos armados en Burkina Faso ha llevado al desplazamiento de un millón y medio de personas. La COVID-19 ha empeorado aún más la situación de estas personas, sobre todo la de mujeres y jóvenes. En Kaya, la OIM y el PNUD han apoyado la generación de oportunidades de empleo e iniciativas para emprendimientos de las jóvenes y han apuntalado el rol de las autoridades locales en lo relacionado con reforzar la resiliencia y la cohesión social entre las comunidades de desplazados y de acogida.

La evidencia indica que las condiciones generadas por el cambio climático han tenido un impacto sobre los medios de subsistencia, lo cual a su vez ha afectado los patrones de la migración. La OIM y el PNUD han reforzado su gran experiencia para el mejoramiento de la compilación de datos y de las capacidades de los actores claves nacionales, de modo de poder incorporar efectivamente la migración y el cambio climático en la agenda de desarrollo de Kazajistán tanto a nivel local como nacional.

En Burkina Faso, la COVID-19 y sus impactos sociales y económicos han deteriorado casi todos los aspectos de la vida y han empeorado la situación socioeconómica de los refugiados y de las personas internamente desplazadas, en especial las mujeres y los jóvenes. Foto: OIM Burkina Faso 2021

Por medio de colaboraciones estratégicas y de alianzas operativas entre nuestras dos organizaciones, hemos logrado enriquecer nuestro conocimiento y nuestra pericia técnica. Hemos mostrado coherencia total en nuestro accionar, y hemos también logrado comprometer y conectar a actores claves a lo largo y a lo ancho del espectro de los sectores de políticas; para beneficio de los migrantes, de sus familias y de las comunidades que se ven afectadas por la migración y el desplazamiento forzoso.

Hemos demostrado la relevancia de las alianzas a lo largo y a lo ancho de una amplia gama de temáticas, como lo son el planeamiento de políticas inclusivas y su implementación, el desarrollo comunitario, la consolidación de la paz, la estabilización comunitaria y la prevención de conflictos, la recuperación de la pandemia de COVID-19, la gobernanza local, la integración y la cohesión social, la participación de la diáspora, migración y medioambiente, y empleo y medios de subsistencia.

El asentamiento informal de La Carpio localizado en los límites de San José, Costa Rica, alberga a más de 30.000 personas entre las cuales muchas son migrantes nicaragüenses y costarricenses. Los desafíos de la pobreza prevaleciente, el alto nivel de desempleo, la violencia generalizada y la continua llegada de más y más residentes han empeorado por la pandemia de COVID-19. Foto: OIM Costa Rica 2021.

Los resultados del fondo semilla muestran que la cooperación entre la OIM y el PNUD pueden maximizar la eficiencia en la provisión de servicios y apuntalar a los gobiernos, los migrantes y sus comunidades, aumentando el impacto de las intervenciones y acelerando el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esperamos ansiosamente poder brindar apoyo a nuestras oficinas en los países que acceden al fondo semilla y aún más allá con el objetivo de poder ampliar todo este trabajo y movilizar recursos para intervenciones sostenibles y expansibles, honrando de tal modo el compromiso asumido conjuntamente con la Década de Acción de Naciones Unidas. 

* * *

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) es la organización intergubernamental líder en el ámbito de la migración, comprometida con el principio de que la migración humana y ordenada beneficia tanto a los migrantes como a la sociedad. Con asociados en la comunidad internacional, brinda asistencia para poder enfrentar los crecientes desafíos operativos que plantea la gestión de la migración, para avanzar en la comprensión de las cuestiones migratorias, para incentivar el desarrollo social y económico a través de la migración y para defender la dignidad humana y el bienestar de todos los migrantes.

Como organismo líder de las Naciones Unidas en el ámbito del desarrollo internacional, el PNUD trabaja en 170 países y territorios para la erradicación de la pobreza y la reducción de desigualdades. El mandato del PNUD es poner fin a la pobreza, desarrollar una gobernanza democrática, la vigencia del derecho y de instituciones inclusivas. El PNUD aboga por el cambio y conecta a los países a través de sus conocimientos, su experiencia y sus recursos con el objetivo de que las personas puedan tener una vida mejor.

 

Texto por Cécile RIALLANT, Jefa de la División de Migración y Desarrollo Sostenible (OIM) y Luca RENDA, Jefe del Equipo de Soluciones de Recuperación y Movilidad Humana (PNUD)

SDG 1 - FIN DE LA POBREZA
SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 17 - ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS